El poder de los introvertidos

Hace algunos años me preguntaron en una entrevista laboral si me consideraba una persona «extrovertida, creativa». Lo mencionaron como sinónimos. Me quedé unos segundos en silencio, porque podía reconocerme como alguien con hábitos creativos, pero de ninguna manera extrovertida. «¿O te sientes más cómoda escribiendo?», añadieron. Esa era fácil: ««. Esa afirmación me dejó con la sensación de que había excluido la otra opción: «creativa».

En realidad, anécdotas como esa recuerdo muchísimas. Circunstancias en las que la forma correcta de relacionarse o expresarse se reducían a una. Ojalá mi interlocutora en la entrevista hubiera visto esta charla dictada por la escritora Susan Cain: El poder de los introvertidos; ojalá muchos más la vieran. Es un abrazo para las almas introvertidas, pero además un discurso transversal que nos alienta a comprender, respetar y potenciar las formas en que todos nos sentimos cómodos expresando nuestras ideas y nuestro ser creativo.

«La extroversión ansía estimulación mientras que los introvertidos se sienten más vivos, más activos y capaces cuando están en ambientes mas tranquilos con menos estimulación. No todo el tiempo, estas cosas no son absolutas, pero sí durante mucho tiempo. Así que la clave para maximizar nuestros talentos es colocarnos en la zona de estimulación más adecuada para cada uno.»

¿Puede ser creativo alguien extrovertid@? ¿Puede serlo un introvertid@? Para ambos la respuesta es SÍ.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Síguenos!