¿Qué es la creatividad? (para nosotres)

Facultad de crear”, así la define la RAE. Sin embargo, en el uso diario la creatividad parece una cualidad restringida a los más cualificados que han llevado la capacidad de crear como oficio: músicos, artesanos, pintores, escritores… Pero si volvemos a la definición formal hay algo innegable: la capacidad de crear es de todes y se extiende a todas las áreas de la vida. Somos creadores, ergo, somos creativos.

Bueno, en realidad el asunto quizás no es tan sencillo: la capacidad de crear está, pero hay que desarrollarla, ¿cómo? Pensamos que sumando hábitos creativos a la vida diaria es la mejor manera. Ya que la velocidad con la que suelen transcurrir las horas entre exigencias de la vida hogareña y laboral, es difícil o poco frecuente que surjan tiempos y espacios para estos momentos de exploración creativa, por ende, es nuestra responsabilidad (para con nosotres) forzar estas instancias.

Pero volviendo a la pregunta inicial de esta entrada que aún no respondemos: ¿Qué es la creatividad para nosotres?: Es un punto de encuentro con quienes somos, una instancia en la que permitimos aflorar nuestra individualidad, es nuestra voz, es el lenguaje a través del cual decimos (y nos decimos) esta soy yo y esto es lo que puedo aportar. En el desarrollo creativo no hay respuestas correctas, no hay “soy bueno” o “soy malo”, hay simplemente un “soy”. El producto de lo que hagamos (si decidimos exponerlo al mundo) está afecto a opiniones, por supuesto, pero el acto de crear es sólo nuestro. Y permitirnos crear es abrir la puerta a descubrir quienes somos. Un camino largo que no creo que tenga fin.

 Cuando decimos tan fervientemente – con esta web, con esta pequeña librería online, con los post de Instagram – “desarrollen su creatividad” no estamos sólo invitándolos a dar tiempo al arte o a la lectura (aunque creamos que lo incluye), sino un llamado a preguntarse quienes son, lejos del ruido de la vida moderna, del sistema en el que nos insertamos, del rol que ostentamos por voluntad o azar. Y aunque suene grandilocuente, en realidad es una travesía que muchas veces empieza con una hoja en blanco.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Síguenos!